Enredando por la Mata del Fraile – 25.08.19

El domingo, sin madrugar, decidimos salir a dar un paseo suave, en principio por la Senda de la Pedrosa. Así que sin GPS, salimos por la Senda hacia Brañosera. Pero lo normal es no hacer nunca lo previsto, así que la cosa se lió, y nos salió un paseo de lo más raro y bonito.

Las últimas lluvias han hecho que el monte esté muy guapo, y podamos ver un montón de especies de setas que habitualmente no se encuentran en agosto.

Salimos de Barruelo siguiendo el trazado de la Senda de la Pedrosa, pero nada mas pasar la piscina, ya comenzaron los cambios de planes. Primero se nos ocurrió ver como estaba el camino viejo, que iba por los prados, a la orilla del río.

Bastante cerrado, y con alguna valla que atravesar, llegamos al Calizón, un pozo en el que algunos nadamos bastante de niños.

Nada más llegar al siguiente prado, donde un camino cruza el río, surgió la pregunta: ¿cómo estará la Fuente Cimadevilla?. A cruzar el río y subir un buen repecho para llegar a la fuente. Está casi perdida, pero sigue teniendo la poza llena.

Y de allí, bajar a los Pilones y seguir a la orilla del río, o coger monte arriba a buscar el camino viejo de la Mata del Fraile. Siempre mejor subir, así que pasamos el camino viejo y luego la pista del Calero, por la que llegamos al Calero de Brañosera y luego regresamos a Barruelo.

Unas tres horas de marcha por el monte disfrutando del hayedo.

Deja un comentario