Chozos de Brañosera – 19.05.19

Paseo mañanero y tranquilo recorriendo algunos de los chozos de la Braña, y buscando uno en concreto, el de Covellanos, que sí que encontramos. No estaba planeada la ruta, pero Javi me dijo de hacer algo y elegimos ese destino. Con amenaza de agua el día, pero sin caer ni una gota. Una buena mañana por las zonas que más me gustan.

Salimos de Brañosera a las 9:30. Subimos hacia Mostajuelo faldeando el Recuesto y llegamos al chozo a las 10:40. Allí estuvimos un rato charlando con Moisés, Manuel y otro acompañante, que nos dieron indicaciones para llegar al objetivo de la jornada, el Chozo de Covellanos. Después de seguir las indicaciones de los de Brañosera, y las de Carmelo, encontramos el montón de ladrillos que fue el Chozo de Covellanos, último de los construido en la Braña. De allí nos acercamos al Cerezo, donde comimos el bocata poco antes de las 12:00.  Luego, cruzamos el arroyo visitando el Roblón de Peñablanca, del que queda la mitad, y no tiene pinta de que dure mucho. por el Monte Calar subimos hasta Las Mesucas en media hora, y bajamos disfrutando de la cresta de este espectacular bosque. Seguimos un viejo camino que une las carboneras del monte y nos dejó en Peralasecá, donde vimos el chozo caído que hay allí, sin acercarnos a el. Bajamos hasta la Aceña, y subimos por el camino hormigonado hasta Brañosera, donde dimos por finalizada la ruta a las 13:30 con una buena cerveza en la Cueva.

En resumen, una buena mañana con Javi por mi zona preferida de la Braña.

Datos de la Ruta:

  • Zona: La Braña
  • Tipo de Ruta: Circular
  • Dificultad: Baja
  • Distancia: 11.08 Km
  • Tiempo: 3:56 h
  • Altitud mínima: 1185 m
  • Altitud máxima: 1587 m
  • Ascensión acumulada: + 499 m
  • Descarga datos GPS

2 comentarios en «Chozos de Brañosera – 19.05.19»

  1. El monte se está vistiendo. Estos paseo son un auténtico lujo para los sentidos… Olores, formas, colores que nos hacen disfrutar.
    'Ojolince y Sra.' conocemos algo de lo que hoy nos muestras, en periodo otoñal
    Un abrazo.

    Responder

Deja un comentario